www.restauranthotelbar.com

Horcajo 2015. Expresivo, cálido y envolvente

miércoles 05 de junio de 2019, 15:30h

La bodega vallisoletana Cepa 21, el proyecto de innovación de Emilio Moro en la Ribera del Duero, presenta la nueva añada de su vino más premium . Lanzado en mayo de 2018, Horcajo es un monovarietal de Tempranillo procedente de una de las parcelas más especiales de la bodega, ubicada en un microclima excepcionalmente fresco que propicia ciclos largos y maduraciones lentas y potencia la carga aromática del vino

Horcajo 2015. Expresivo, cálido y envolvente
Ampliar

HORCAJO 2015. EXPRESIVO, CÁLIDO Y ENVOLVENTE

Elegancia y complejidad definen esta segunda añada, con crianza de 18 meses, que llega al mercado en una edición de 3.568 botellas

Bodegas Cepa 21, ubicada en la localidad vallisoletana de Castrillo de Duero, es un proyecto de innovación de la familia Emilio Moro dotado de la tecnología más puntera. Nació en 2007, con la vocación de elaborar vinos basados en la tradición, la variedad autóctona y el terroir de la zona, pero en línea con las nuevas tendencias. Tras la excelente acogida de sus tres primeras referencias (Malabrigo, Hito e Hito Rosado), en 2018 lanzó Horcajo, un vino elegante y complejo llamado a erigirse en un icono de la viticultura actual y reconocido ya como uno de los mejores tintos de la Ribera del Duero: la primera añada (Horcajo 2014) fue calificada con 95 puntos por la revista norteamericana Wine Spectator, máximo referente del sector vinícola a nivel mundial.

Etimológicamente, horcajo significa ‘punto de unión de dos montañas’ y es un accidente geográfico relativamente común en la Ribera del Duero que aparece cuando, en la zona de transición entre la vega y el páramo, se encuentran dos cerros con distinta orientación. La ubicación de la parcela que da nombre a Horcajo, de dos hectáreas y a una altitud de entre 750 y 800 metros, reúne unas condiciones excelentes para el cultivo de la vid, por su protección frente a las heladas, la heterogeneidad en el terreno y la fertilidad de sus suelos, francos y con buen drenaje. Este particular microclima, marcado por su excepcional frescura, propicia ciclos largos, maduraciones lentas y producciones muy limitadas de vinos estructurados con ricos perfiles aromáticos. En definitiva, se trata de una parcela que, pese a su reducido tamaño, aporta al vino multitud de matices.

UNA AÑADA EXCELENTE

Desde abril hasta la segunda quincena de julio, las temperaturas fueron más elevadas de lo normal, lo que provocó un buen desarrollo vegetativo. Las lluvias puntuales de julio ayudaron a superar las altas temperaturas de esta época. Después del envero, las oscilaciones térmicas entre el día y la noche favorecieron la maduración y la vendimia se adelantó, dando como resultado una añada extraordinaria. Horcajo 2015 está elaborado con uvas procedentes únicamente de la parcela Horcajo, fermentadas a temperatura controlada en depósitos de acero inoxidable con una maceración de 26 días con los hollejos. La crianza se realiza en barricas de roble francés durante 18 meses.

Horcajo 2015 presenta un color rojo cereza intenso con ribetes rubí. En nariz es muy expresivo, con una compleja combinación de frutos rojos y negros maduros y aromas propios de la crianza, balsámicos, especiados y con una marcada mineralidad. En boca es potente, estructurado y con un tanino goloso y envolvente. El postgusto se caracteriza por ser cálido y muy largo. Por la singularidad de su elaboración y su procedencia, el vino llega al mercado en edición limitada de 3.568 botellas.


P.V.P: 75,65€

LA BODEGA

Situada en el pueblo de Castrillo de Duero, en Valladolid, Cepa 21 es el proyecto de innovación de la familia Moro (propietarios también de la prestigiosa bodega ribereña Emilio Moro) y tiene como objetivo elaborar vinos de altísima calidad cuidando al detalle todos los elementos que intervienen en la vinificación: desde la selección del terruño y la uva hasta un control pormenorizado de los procesos en viñedo y en bodega. El edificio, elegante y sobrio, está perfectamente integrado con el paisaje y equipado con la más moderna tecnología. Por su situación geográfica, domina un paisaje de cincuenta hectáreas de viñedo propio plantadas con cepas centenarias de la variedad Tinto Fino, una de las más puras del clon Tempranillo. Suelos propios de Ribera del Duero, altitudes y pendientes y una filosofía de trabajo que no utiliza ningún tipo de producto residual en la plantación, dan como resultado vinos con toda la tipicidad de Ribera, eso sí, pasada por el crisol de la revolución vitivinícola de los últimos años. El éxito de sus vinos ha estado recientemente respaldado por un aumento del 28% en la facturación de Bodegas Cepa 21 respecto al ejercicio anterior y por su presencia en más de 50 mercados internacionales a los que la bodega exporta un 45% del total de su producción.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Instagram Compartir en Meneame Compartir en MySpace compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de RestaurantHotelBar.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.