www.restauranthotelbar.com

¿Existe la igualdad en la intimidad de la pareja?. " Cama " la nueva obra de Pilar G. Almansa.

domingo 09 de septiembre de 2018, 17:22h
En el centro de una habitación las sábanas hilvanan el tiempo emocional de su relación. Él y Ella. Ella y Él. Se enamoran. Conviven. Se defraudan. Se recuerdan. Dibujan las etapas de una pareja cualquiera, reflejo de la incomunicación de muchas otras. Ella define la realidad de manera diferente a Él. Él habita sueños diferentes a los de Ella. Se dejan. Se alejan.
¿Existe la igualdad en la intimidad de la pareja?. ' Cama ' la nueva obra de Pilar G. Almansa.
Ampliar

Los Luchana estrenan la nueva obra de Pilar G. Almansa.

¿Existe la igualdad en la intimidad de la pareja?

  • Sábados del 22 de septiembre al 27 de octubre - 20:00
  • María Morales y Carlos Troya, un diálogo al desnudo
  • Sensual coreografía del fracaso de una historia de amor

cama obra de teatro

¿Quieres cansarte conmigo? El sábado 22 de septiembre los Teatros Luchana (Luchana, 38) acogen el estreno nacional de Cama, atrevido nuevo montaje escrito y dirigido por Pilar G. Almansa. María Morales y Carlos Troya viven una historia de amor sobre una cama como único espacio escénico. Amaya Galeote firma la coreografía. Iluminación de Jesús Antón. Produce La Pitbull. La obra permanecerá en cartel todos los sábados hasta el 27 de octubre. Funciones a las 20:00. Entradas desde 12€ en la web del teatro.

En el centro de una habitación las sábanas hilvanan el tiempo emocional de su relación. Él y Ella. Ella y Él. Se enamoran. Conviven. Se defraudan. Se recuerdan. Dibujan las etapas de una pareja cualquiera, reflejo de la incomunicación de muchas otras. Ella define la realidad de manera diferente a Él. Él habita sueños diferentes a los de Ella. Se dejan. Se alejan. Cinco escenas alternan códigos lingüísticos y corporales, la piel se coreografía entre las palabras.


Cama

Ella

“Protestamos en la calle contra la brecha salarial, ¿pero qué hago cuando estoy en la cama con mi pareja?”, se pregunta Pilar G. Almansa, que forma parte de la directiva de la Liga de las Mujeres Profesionales del Teatro. Cama plantea la dificultad de la igualdad en la intimidad: el ‘muro de cristal’ de la convivencia. Él y Ella evolucionan en su desnudez, corporal y emotiva, en su (in)capacidad de relacionarse, contacto y distancia entre cuerpos y mentes, búsqueda del significado real de la entrega.

En Cama pasión y razón son la misma cosa. “Tus sentimientos evolucionan según lo hace tu conocimiento”, afirma la autora. “Ahora no podría enamorarme de algunos hombres de los que me enamoré hace años”, concluye.

Él

“¿Cómo hago para que me veas a mí y no a siglos de patriarcado?”, se pregunta Él. ¿Cómo afronta un hombre la seducción desde la perspectiva de género? “Si el humor me menosprecia, no es humor. Evolucionamos hacia otro tipo de humor. De igual manera, creo que evolucionamos hacia otro tipo de seducción”, argumenta Pilar G. Almansa. “Ella y Él se seducen desde el autoanálisis”, añade.

Las sábanas hilvanan el tiempo emocional de su relación. FOTO: Jacobo Medrano.

¿Qué hacemos con los hombres buenos que tienen conductas patriarcales heredadas?

La penúltima escena evoca la imposibilidad de conciliar la faceta maternal y profesional, la corresponsabilidad, la custodia compartida… Él es bueno. Él cambia pañales y paga una asistenta. “Él quiere quedarse en la cama cuando Ella quiere levantarse y buscar trabajo” asegura la dramaturga. Ellos se aman. “Pero no pueden estar juntos aunque se quieran, porque el amor no es suficiente”, concluye. “Me va mejor sin ti”, asegura Ella.

Se echarán de menos. No es tan sencillo encontrar a alguien que quiera cansarse contigo.


Pilar G. Almansa, entre Carlos Troya y María Morales. FOTO: JM

La cama

“Tercer personaje. Evoluciona. Simboliza”, apunta Pilar G. Almansa. “Núcleo, síntesis donde divergen y convergen encuentros y desencuentros, acuerdos y desacuerdos”, añade. Su rotunda presencia subraya el distanciamiento de ambos, es a la vez reminiscencia física y sentimental.

La coreografía se concibe como un lenguaje más. “Su movimiento evocador fluye gracias a la confianza entre los actores”, apunta Amaya Galeote, coreógrafa de The Hole2 y The Hole Zero. “En las dos escenas con desnudo encontramos un equilibrio cómodo para ellos”, explica la directora. Las balsas sonoras de Luis Miguel Lucas configuran un lienzo donde la iluminación combina lirismo con claroscuros realistas. Las palabras se convierten en un juego por encima de los personajes que adquiere dimensión propia cuando sus límites se estiran hasta el extremo.


Cualidad de vivo

El teatro de Pilar G. Almansa transforma al espectador. 100 personas elegían su propia aventura en su anterior montaje, ‘Banqueros vs zombis’, coescrito junto a Ignacio García May y Dolores Garayalde. Por primera vez en España el público decidía el argumento a través de una aplicación móvil. “De una producción grande y compleja me he despojado hasta el desnudo”, subraya. Desde su primer estreno en 2006, su arquitectura teatral evoluciona en capacidad de transformación e interacción. “Sólo si el teatro es una experiencia tiene una función social. Y cuando deja de ejercer una función social, desaparece”, sentencia.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (13)    No(0)
Instagram Compartir en Meneame Compartir en MySpace compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de RestaurantHotelBar.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.