www.restauranthotelbar.com


El Tren a las Nubes de Argentina

sábado 25 de junio de 2016, 15:40h
En la provincia norteña de Salta, el Tren a las Nubes vuelve a abrir sus puertas para invitar a soñar. A partir del 9 de julio, y con tres frecuencias por semana, turistas nacionales e internacionales podrán realizar uno de los itinerarios ferroviarios más espectaculares del mundo.
El Tren a las Nubes de Argentina
Ampliar

El Tren a las Nubes de Argentina retoma su actividad el 9 de julio con tres frecuencias semanales

La cultura andina, heredera de la antigua nación diaguita-calchaquí del Imperio Inca, del pasado colonial hispánico y del espíritu criollo que luchó por la independencia argentina, sumada a los imponentes paisajes de la Puna salteña, vuelven a estar al alcance de todos los viajeros gracias a este fantástico recorrido.

Desde la capital provincial hasta La Polvorilla, en San Antonio de los Cobres, el viajero vivirá una fascinante experiencia, cruzará por un sinfín de paisajes y bellas poblaciones, y podrá conocer lugares como la Quebrada del Toro y Santa Rosa de Tastil, sitio incluido en el Qhapaq Ñan, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En esta ocasión el tren combinará trayectos terrestres y ferroviarios y contará con un cupo de 300 pasajeros por recorrido. Las salidas programadas para este año son los martes, jueves y sábados a partir del 9 de julio.

A bordo de una máquina que cuenta con todos los servicios necesarios para que la aventura sea realmente placentera – como guías bilingües especializados, desayuno, merienda y acompañamiento médico durante todo el recorrido –, el viajero parte a primera hora de la mañana de la ciudad de Salta, atraviesa el Valle de Lerma, se interna en la Quebrada del Toro y llega al territorio inmenso de Puna.

El trayecto

El tren tiene dos paradas, ambas casi al final del trayecto. La primera es sin duda la más impresionante, ya que tras la ascensión hasta los 4.200 metros sobre el nivel del mar, se atraviesa el Viaducto La Polvorilla, es aquí donde la inmensidad de la Puna se despliega en toda su magnitud. Este viaducto se levanta a 63 metros de la tierra y traza una curva de 224 metros de longitud. Al finalizar el trayecto, los pasajeros pueden bajar, sentir el aire limpio sobre la cara, caminar despacio, acostumbrando el cuerpo a la altura, y tomar fotografías que atestiguan que uno toca, literalmente, las nubes.

La segunda parada es en San Antonio de los Cobres, un antiguo pueblo donde se puede conocer el estilo de vida y algunas de las expresiones culturales de la región: bailes y músicas tradicionales, artesanías y tejidos de lana de llama, vicuña y alpaca. Desde aquí, el viaje continúa en bus de regreso a la ciudad de Salta.

Números y expectativas

El último año, el Tren a las Nubes transportó a 10.350 pasajeros. Para 2016, las autoridades esperan llegar a 19 mil. Un 20% de los viajeros que se suman a esta travesía son extranjeros. La nacionalidad que predomina es la francesa, aunque se pueden ver turistas de todas partes del mundo. Un dato no menor es que auguran un cierre de año con una ganancia de $9 millones en las arcas de las localidades norteñas.

www.argentina.travel

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Instagram Compartir en Meneame Compartir en MySpace compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de RestaurantHotelBar.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.