www.restauranthotelbar.com

Guía Vintage de Barcelona

lunes 30 de noviembre de 2015, 19:10h
Anabel Vázquez y Mario Suárez repiten como autores de la Seagram’s Gin Guía Vintage Barcelona y Carla Fuentes (littleisdrawing) como ilustradora
El prólogo y la asesoría local ha corrido a cargo de Bob Pop
Guía Vintage de Barcelona
Ampliar



La guía cuenta también con una edición en catalán publicada por Columna. Lunwerg publica con Seagram’s Gin una guía vintage de Barcelona. La Seagram’s Gin Guía Vintage Barcelona da continuidad a la colección de guías vintage de la marca que comenzó en 2014 con la Seagram’s Gin Guía Vintage Madrid.

Esta guía, que cuenta con una edición en castellano editada por Lunwerg, y una en catalán editada por Columna, incluye 85 espacios emblemáticos, entre tiendas de decoración y moda, bares, restaurantes, mercadillos y otros locales de especial interés que se caracterizan por haber mantenido su carisma a lo largo del tiempo.
La selección de los locales y la redacción de los textos han corrido a cargo de los periodistas Mario Suárez y Anabel Vázquez y de las ilustraciones y los mapas de los barrios se ha ocupado Carla Fuentes (littleisdrawing). Bob Pop ha sido el encargado de asesorar a los autores sobre qué encontrar en los distintos barrios y de escribir un prólogo que traslada al lector a la Barcelona más auténtica.


Así, esta guía se convierte en un pequeño objeto de deseo de gran utilidad que nos acompaña, a través de 188 páginas, por una breve historia del vintage en Barcelona y sus barrios más emblemáticos –El Raval; El Gòtic y El Born; L’Eixample; y Grácia-, locales fuera de zona e incluso los personajes y pequeños tótems que hacen de Barcelona el perfecto destino vintage.

Y es que, como dice el prólogo de esta guía, “Barcelona se tira al vintage porque no le queda otra. Porque se mira tanto al espejo que no para de encontrarse evidentes signos de la edad que, en vez de hacerla parecer cansada o vieja, la muestran orgullosa de su pasado…”


Gracias a esta guía descubriremos tiendas en las que encontrar ropa y complementos que nos transportan a décadas pasadas como “Holala!”, “Le Swing” o “Santa Eulalia”; espacios dedicados a auténticos tesoros del interiorismo y el diseño vintage y neovintage como “Gidlööf”, “Inventory” o “Jaime Beriestain”; bares y coctelerías en las que disfrutar del gin tonic perfecto como “Dry Martini”, “Tandem” o “Boadas”; lugares muy especiales y casi inclasificables como la pastelería “Escribà”, “La Manual Alpargatera” o la farmacia “Bolós”; los hoteles “Cotton House”, “Mandarin Oriental” y “Casa Margot” ; restaurantes con decoraciones únicas e irrepetibles como “Casa Lluís” o “Virreina”; y, por supuesto, los mercados, que se convierten en esta guía en los perfectos representantes del vintage efímero.


Qué es vintage
El término vintage comenzó a aplicarse a las mejores botellas de vino. El tiempo pasó y el vino se olvidó, pero no ese sello de calidad. A finales del siglo xx la palabra vintage comenzó a ser un adjetivo que definiría objetos y espacios. Todos poseían algo en común: tenían una cualidad especial que combinaba el acabado preciso y la exquisitez del diseño. Además, encapsulaban la esencia de su tiempo.


Lo vintage se define más por lo que no es que por lo que es. No es segunda mano, aunque pueda tratarse de ropa usada; no supone, simplemente, algo antiguo, sino piezas que ya en su momento tuvieron valor. Tampoco son antigüedades, porque para eso tendrían que tener más de cien años. A partir de estas negaciones se puede esbozar su definición.


Un objeto o lugar vintage debe tener un mínimo de quince años de vida, pero no superar el siglo. Puede ser nuevo o no y, lo más relevante, conlleva una enorme capacidad de supervivencia. Un vestido, bar o silla vintage ya eran relevantes cuando fueron diseñados. No es el tiempo el que les otorga valor.
La idea de una guía vintage sobre Barcelona permite contar una historia diferente de un lugar inagotable. Tiendas, bares, hoteles y restaurantes son, a la vez, eje y coartada para descubrir una de las mil caras de la ciudad. El marco temporal en el que se encuadra la guía es 1915-1992. Antes de esa fecha hablaríamos de antigüedades, y consideramos que 1992 era un momento, por hito estético e histórico, para detener esta particular historia de Barcelona.


Organizada por zonas —que a veces coinciden o no con barrios—, esta guía es una visión personal sobre el vintage y la ciudad, y así se defiende.
En estas páginas aparecen espacios que la teoría no escrita del vintage considera «vintage puros», pero se ha abierto el abanico para hacer justicia a una ciudad en la que llaman la atención lo espléndido de algunos espacios y el cuidado por el detalle. Aparecen algunas tiendas de segunda mano (que no se enfaden los puristas), pero están aquí porque tienen un papel importante en la cultura popular local. También se han seleccionado tiendas y bares que han permanecido inalterados desde el momento en el que fueron montados. En este caso se trata de una especie de vintage inconsciente que no queríamos dejar atrás porque destila encanto.


Este libro congrega una colección de historias (cada objeto y lugar con pasado tiene la suya), un catálogo de exploradores (el vintage exige paciencia y ganas de aventura) y una mirada sobre Barcelona en la que el pasado tiende un puente hacia el futuro.


Twitter: seagramsgin_es
#SeagramsEsVintage
Seagram’s Gin Guía Vintage Barcelona
Autores: Anabel Vázquez y Mario Suárez
Prólogo: Bob Pop
Editorial: Lunwerg
Fotografía: Estudio Barri (Silvio Posada y Fernando Merino)
Ilustraciones: Carla Fuertes
Características técnicas: cartoné/14 x 20 cm Número de páginas: 188
A la venta desde el 22 de octubre de 2015. PVP: 17,95 €

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Instagram Compartir en Meneame Compartir en MySpace compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de RestaurantHotelBar.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.